Estás en: Inicio > Noticias > La mascarada de los Aguilandeiros de San Juan de Villapañada, una tradición recuperada.

Actualidad

La mascarada de los Aguilandeiros de San Juan de Villapañada, una tradición recuperada.

Domingo, 27 de Diciembre de 2015 La mascarada de los Aguilandeiros de San Juan de Villapañada, una tradición recuperada.

Después de 70 años sin oírse, por primera vez el año pasado los Aguilandeiros de San Juan de Villapañada volvieron a recorrer los pueblos de esta parroquia de Grado pidiendo el aguinaldo. Hoy, por segundo año consecutivo han vuelto a hacerlo, acercándonos a una tradición muy nuestra en proceso de recuperación.

Hace miles de años el hombre se regía por calendarios marcados por el Sol, la Luna y las estaciones los cuales marcaban los ciclos vegetativos y el trabajo de dichos hombres.

Las celebraciones hacían salir a nuestros ancestros de la monotonía. Los ritos y la magia ayudaban a mantener el ciclo vegetativo. Hace miles de años, los pueblos eran agricultores o ganaderos y para sus celebraciones los pueblos ganaderos producían mascaras demoníacas  y los pueblos agrarios las hacían  con formas de animales (de vaca, de toro, de caballo …) todas con los mismo fines: purificar su comunidad librándoles de los males y favorecer la fertilidad del campo, el ganado y los hombres.

Así surgieron las mascaradas de invierno, que se celebraban entre la Navidad y la Epifanía del Señor. Para saber más sobre ellas, podéis consultar el libro “Mascaradas en la Península Ibérica” del etnólogo Oscar González.

En Asturias, estas mascaradas de invierno fueron desapareciendo progresivamente, aunque gracias al interés que han despertado en estudiosos y colectivos, han ido recuperándose en los últimos años. Es el caso de los Aguilandeiros de San Juan de Villapañada. 

Los Aguilandeiros de San Juan de Villapañada el pasado año. Fotografía de RTPA

Es el etnógrafo e investigador de la cultura popular asturiana Xosé Ambás (Grado,1974), el principal impulsor de su recuperación. El pasado año y tras 70 años sin oírse, los Aguilandeiros de San Juan de Villapañada volvieron a recorrer los pueblos de la parroquia de Grado pidiendo el aguinaldo.

A lo largo de los años Xosé Ambás, junto al investigador y escritor Álvaro Valdés con quién compartió la pasión por recuperar esta tradición, realizó un intenso trabajo de campo para documentar con la mayor fidelidad posible lo que creía era una mascarada de invierno muy arraigada en la zona y que sin embargo sólo se mantenía viva en la memoria de los mayores del lugar. 

Tras tener, entre ambos, toda la información necesaria para volver a ponerle vestimenta y cuerpos a los Aguilandeiros de Villapañada, el siguiente paso de Ambás fue recuperarlos de nuevo y continuar con esta tradición en los años venideros. 

Así, con la colaboración vecinal y la del grupo tradicional Xeitu de Oviedo, que elaboraron la vestimenta y dieron vida a los Aguilandeiros, el 28 de diciembre de 2014, regresaron al presente tras 70 años en el olvido personajes como el escobón, el médico, la dama y el galán, el vieyu y la vieya, la cenicera, el cura, el afeitón, el oso, su amo y el diablo y dos parejas de maragatos junto con un músico que no va mazcarado y que es un gaitero, para pedir el aguinaldo de casa en casa. 

Imagen tomada el pasado año por La Nueva España durante la visita de los Aguilandeiros a algunos de los vecinos para pedir el aguinaldo. 

De nuevo este año, con la participación de Xeitu y la colaboración de la asociación “Territorio Bron”, han vuelto a verse los Aguilandeiros, que partieron esta mañana a las 10:30 desde el albergue de peregrinos de San Juan hacia Rozadas, para pasar luego por Acevedo, La Linar y vuelta a San Juan donde representaron sus personajes.

Miembros de Xeitu en la mañana de hoy en pleno proceso de caracterización. Fotografía de Xeitu.

Con la recuperación de los Aguilandeiros de Villapañada, Asturias recupera otra mascarada, aunque no es la primera.

Así, ya en el 2005 los miembros de la Asociación Cultural El Cencerru, rescataron del olvido los Sidros y las Comedias en Valdesoto. Desde entonces hasta hoy no han dejado de salir un solo año el fin de semana posterior al día de Reyes, teniendo, como acto principal, la representación de "les comedies", algo que tiene lugar a las doce de la mañana frente a la iglesia de Valdesoto. 

Otra de las mascaradas recuperadas a partir de 2009, es la de Os Reises del Valledor, en Allande, que el 6 de enero visitan a los vecinos de Villalaín y San Salvador, donde van pidiendo el aguinaldo, acompañados en todo momento de gaita y tambor.

En Ponga quien sale a caballo a recorrer el pueblo el 1 de enero, acompañado por un grupo de aguinalderos también a caballo, es el Guirria, que al tiempo que va dando besos a las mujeres llena de ceniza a los hombres. Viste un traje arlequinado de dos piezas en tonos azul y naranja, va cubierto con una máscara de piel con cejas y un larga barba de lana negra, y lleva en la cabeza un gorro en forma de cucurucho de los mismos colores. Los Guilandeiros de Tineo también son de reciente recuperación, empezando a salir de nuevo en 2012.

El Guirria de Ponga. Fotografía de El Fielato. 

Lamentablemente, otras muchas fueron las mascaradas que se perdieron como las de los Aguilandeiros de Xedré (Cangas del Narcea), los Guinaldeiros de Balbona (Allande), la Zamarronada de Pola de Lena y el Aguilando en Ricabo (Quirós).

A la espera de que cunda el ejemplo, os invitamos a disfrutar de las ya recuperadas. La próxima cita la tenemos, el día 1 de enero con el Guirria de Ponga. Os esperamos!!

Anxelinus somus,

del cielu vinimus,

bulsina traemus,

dineiru pidimus.

Deanos l’aguilandu,

señora, por Dios,

aiquí tamus cuatru,

cantaremus dos.

Xosé “Ambás”. 30-12-2014.

 

Buscador

Utiliza el buscador para realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias:

calendar
calendar
rss