Estás en: Inicio > Noticias > Los hórreos beyuscos: un patrimonio escondido

Actualidad

Los hórreos beyuscos: un patrimonio escondido

Domingo, 16 de Abril de 2017 Los hórreos beyuscos: un patrimonio escondido

En 2015 fueron incluidos en el Inventario de Patrimonio Cultural de Asturias 17 hórreos beyuscos situados en el concejo de Ponga y pertenecientes a una de las variantes más antiguas de este tipo de construcciones, con paralelos al otro lado de los Picos de Europa.

Hace ahora dos años dedicamos una noticia a los hórreos beyuscos http://www.territoriomuseo.com/noticias/show/697-el-horreo-beyusco-un-tesoro-desconocido. Pues bien, poco después de nuestra publicación, el 2 de julio de 2015, el Boletín Oficial del Principado de Asturias publicaba la resolución que incluía en el Inventario del Patrimonio Cultural de Asturias los hórreos beyuscos existentes en el concejo de Ponga, disposición que puede consultarse aquí https://sede.asturias.es/portal/site/Asturias/menuitem.1003733838db7342ebc4e191100000f7/?vgnextoid=05963a40c2aaf010VgnVCM10000098030a0aRCRD&fecha=02/07/2015&refArticulo=2015-10837&i18n.http.lang=es y que sin duda contribuyó a asegurar un patrimonio que, de otra manera, se hallaba en serio peligro, después incluso del desplome reciente de alguno de estos hórreos http://www.lne.es/oriente/2013/03/20/patrimonio-pongueto-peligro/1385117.html

Hórreo beyusco en Casielles. Son interesantes la disposición irregular de los pegollos y las colondres o cureñes horizontales, presentes en los ejemplos más arcaizantes. Fuente: mapio.net
 
La medida permitió, por ejemplo, que en 2016 se aprobaran subvenciones para la restauración de cuatro de estos ejemplares, dos en Viegu, uno en Castielles y el cuarto en Toliva, para sufragar obras de diferente envergadura en cada caso http://www.elcomercio.es/asturias/oriente/201612/20/cuatro-horreos-beyuscos-seran-20161220093747.html
 
Se trata en total de 17 ejemplares construidos entre los siglos XVII y XIX y distribuidos entre las parroquias de Casielles (seis), San Ignacio (cuatro) y Viegu (los siete restantes), una importante pérdida patrimonial si los comparamos con los 28 que había registrado en 1988 Guillermo Mañana.
 
Son varios los aspectos sobresalientes de estas construcciones, cuyo nombre deriva de su proximidad con el Desfiladero de los Beyos, en el alto Sella, aunque también existe algún ejemplar en la zona de Caso y Sobrescobio, que atestigua que en el pasado su distribuición geográfica debió de ser mayor. 
 
Vista general del Horru La Bolera, en San Ignacio. Fotografía de Ástur Paredes.
 
En primer lugar, por su estructura, están considerados como un vestigio del tipo de granero que imperaba en Asturias antes de la extensión de los primeros hórreos estilo Villaviciosa, con engüelgos, cubierta a cuatro aguas y colondres verticales. Los hórreos beyuscos, en cambio, (aunque los ejemplares supervivientes tienen una cronología relativamente reciente) se caracterizan por poseer una cubierta a dos aguas (a tres en algunos casos).
 
En los ejemplos más arcaizantes, las colondres o cureñes están dispuestas en sentido horizontal y ensambladas en las esquinas, que en los ejemplares más antiguos (de los que por desgracia ya no queda ninguno en el Principado) las testas eran sobresalientes. Carecen además de corredor y su forma es en ocasiones rectangular, con cuatro o más pegollos, aunque su tamaño es por lo general pequeño. La cubierta es de teja en todos los casos conservados, aunque en el pasado existieron de losas o de materia vegetal.
 
Otro aspecto de interés es su ámbito geográfico, en plenos Picos de Europa. El lugar no solo determina sus modestas dimensiones o lo irregular de los pegollos, para adaptarse a terrenos frecuentemente en pendiente, sino que comparten características constructivas con los hórreos leoneses que encontramos al otro lado de la Cordillera. A ellos les dedicamos en su día una noticia http://territoriomuseo.com/noticias/show/453-un-horreo-que-cubre-a-dos-aguas-si-pero-donde-pues-en-leon-o-en-los-beyos
 
 
Son, por tanto, verdaderos fósiles que nos acercan al antepasado común de los hórreos asturianos y leoneses, cuyas raíces se hunden en la Edad Media. Una joya que, sin duda, bien merece su inclusión en el catálogo de Patrimonio Cultural de Asturias. Por supuesto, no podían dejar de estar presentes en el Centro de Interpretación del Hórreo de Bueño (Ribera de Arriba), cuya visita os aconsejamos si queréis saber más sobre ellos http://www.territorio-museo.com/pages/index/416-informacion-general

Buscador

Utiliza el buscador para realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias:

calendar
calendar
rss